Creemos que la creatividad es, después de la libertad, el valor más importante. Es el que nos impulsa a cambiar y mejorar.

“Cada gran logro ha sido creado por el trabajo independiente de alguna mente independiente”

Esta característica nos permite a encontrar satisfacción o alivio a, nuestros malestares, inconformidades, a través de la actividad más productiva que existe: crear.

Queremos habilitar, motivar y apoyar a aquellos que tienen el valor de perseguir y dejarse llevar por ese impulso.

Entregarse a la creatividad requiere coraje. El sufrimiento que los creativos sentimos es palpable, porque somos hipersensibles a la realidad que nos rodea.

A veces, tenemos incapacidad de expresar o hacer lo que queremos como lo estamos pensando. Es común encontrar dificultades para traducir nuestros pensamientos a palabras o acciones. La forma abstracta actúa en contra de exponer ideas si no se maneja la cantidad suficiente de conocimientos. Y, por supuesto, los recursos inaccesibles truncan cualquier camino.

Batallamos con el síndrome del impostor que nos hace creer que no somos lo suficientemente buenos. Batallamos con nuestro ego que nos hace creer que tenemos todas las verdades en nuestras manos.

Y luchamos por crear en un ambiente que nos rechaza, que nos señala como locos o ultra exigentes.

La misión de Creadr es ser un facilitador de ese proceso. Un punto de apoyo. Un sitio y una persona en quien puedas contar para crecer y desarrollar tu creatividad, cualquiera que sea su tipo o nivel.

Creemos que deberías crear y defendemos ese acto porque es lo único que garantiza un futuro mejor para todos.